martes, 26 de junio de 2007

Dos luces encendidas

-Pasa que no hay nadie con quien conversar - dice ella a la voz del otro lado del teléfono.
-Tenés razón, no hay nadie - contesta a su interlocutora.
-¿Cuántos serán los que estan en la misma?
-Adivino que muchos. Tal vez el mundo entero...
-Bueno, te dejo, voy a intentar dormir, aunque sé que no voy a poder.
-Que duermas bien, ojalá yo también pueda pegar un ojo.

Cansada de la televisión ella toma un libro que relata cosas espantosas, pero no tan aterradoras como sus propios sueños. Esa mañana se despertó luego de haber tenido una pesadilla. Las cosas en su debido lugar, los objetos, el reloj despertador, la televisión y las cuentas de luz y teléfono le indican que nada ocurrió de verdad, pero la sensación que tuvo durante el resto del día no pudo ser más real. ¿Miedo? ¿Dolor? ¿Culpa? ¿Desapego? Nada de eso y todo eso a la vez. Por ese día ella no fue la misma y entonces decidió no salir a la calle. El traje de felíz estaba en la tintorería y lo mejor sería quedarse en casa para estar protegida, o proteger a los demás del monstruo que crecía dentro de ella, el monstruo que la hacía soñar sin descanso sólo para que la mañana siguiente se levantara agotada.
La voz del otro lado del teléfono era la única que podía comprenderla. La voz que luego de cortar temblaba por las noches, sin poder pegar un ojo según sus palabras. La sensasión era real, pero no le temía al monstruo. El monstruo simplemente no estaba, lo más aterrador era verse rodeada sólo por la televisión, el reloj despertador, los objetos y las cuentas de luz y teléfono.
Es por eso que luego de temblar y beber un vaso de agua levanta el tubo. De seguro su amiga estaba con el libro sin conciliar el sueño...
-¿Hola? - Dice ella con un dedo en la pagina noventa y tres.
-Soy yo.
-¿Estás bien?
-Si, si, estoy bien, sólo que no hay nadie con quien conversar.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

la desolación en la era de las comunicaciones, desolación tal que ni siquiera uno mismo se escucha.

pero que la señorita del relato no se preocupe, ni su autor/a tampoco. Para evitar tal sensación de soledad, permítase a si misma hablar mucho por horas, hable, hable, de lo que sea, de a poco hasta hablará de cosas que realmente le interesan y por último hablará sólo de lo que necesita hablar. Tal vez nadie la escuche nunca, tal vez luego no necesite que nadie la escuche, tal vez ya dijo lo que tenía que decir;

por cierto, encantador su texto.

Little Miss Jiraf dijo...

Gracias amigo desconocido, era justo lo que necesitaba escuchar.
Abrazos.

los piojos de yakazulu dijo...

bueno, al menos no llegaste al vaso de wisky y seguis con el de agua ;)

lindo el texto

beso y buena semana

Anónimo dijo...

Me encanto el texto. Sin duda es una gran manera de explicarme una situacion dificil de explicar.

Little miss jiraf dijo...

Piojos: jajaja, no tengo whisky en casa pero a�n tengo el legui que rechazaste! Ojo al piojo (sic)
Anonimo: si sos quien pienso, tu comentario tiene m�s sentido, si no, de todas maneras es hermoso. Thank u!

Anónimo dijo...

soy quien soy y te regalo esto:

-¿hay quien nos escuche? -No
-¿quieres que te diga? - Di
-¿tienes un amante? - ¡Yo!
- ¿quieres que lo sea?- Si.

Ricardo Palma (escritor peruano muerto)

las ladillas de papá noel dijo...

bueno, el de arriba fue mucho más afotunado que yo. te dejo con algo que pronto leeras en algun texto pero que por el momento se ha transformado, no se por que, en mi frase de cabecera, tanto en ingles como en español: te las dejo de las dos formas, salvo que, en cada idioma implica algo distinto:
don't keep my shadow between us
no persistas con mi sobra entre los dos
besos

pd: en verdad, creo que es mucho mejor esto, quizá, el único poema que me interesa que permanezca por siempre en mi memoria:

explicar con palabras de este mundo
que partió de míun barco llevándome

alejandra pizarnik (poeta, argentina y suicida con precisión)

pd2: hasta que no llegue a los 60 años, por siempre rechazaré el legui... como no creo que llegue a esa edad con vida, ergo, jamas tomaré esa bebida

Little Miss Jiraf dijo...

Gente linda: gracias por tanta poesía. Admito que este género no siempre me llega, pero han sido muy buenos compiladores y en ambos casos los versos llegaron a mi testaruda almita.
Anónimo: gracias por hacerme conocer un verso de Palma, que habla de valentía y de valores devaluados en esta época tan moderrnna. Alguien me dijo: A.(por mi apellido), te estás volviéndo clásica. Creo que tiene razón.
Ladilla: también me encantó la de Pizarnik, quien es claramente suicida. Lo bueno de las poesías es que uno se las puede tomar como quiere y esas mismas líneas pueden ser aplicadas al crecimiento, que no siempre es fácil y a veces duele. Ansío leer el texto con tu frase de cabecera, porfis!!! Pero poner "sobra" en lugar de "sombra" es tal vez uno de los más injustos errores de tipeo.
Besos y abrazos para todos.

Anónimo dijo...

imaginaos un mundo en el que los errores de tipeo no sean casuales; "no persistas con mi sobra entre los dos" sería oda un afirmación.

calculo que en realidad no significaría anda.