viernes, 4 de abril de 2008

On the bed

-Me gusta tu remera -dijo ella.
-¿Cuál? -dijo él, y lo dijo porque pensaba que hablaba de la remera que le había prestado un par de noches atrás, cuando ella se quedó a dormir en la casa de él.
-¿Cómo cuál? La que tenés puesta.
-Ah... a mí me gustás vos.
-A mí también, digo, me gustás.
-...
-Lo cual es un problema, porque no lo tenía en mis planes.
-...
-...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ESO ME RECORDÓ EL FRAGMENTO DE LA CANCIÓN QUE DICE "...ESO NO ESTABA EN LOS PLANES DE NINGUNO DE LOS DOS..."
NO RECUERDO SIQUIERA QUIEN LA CANTA, PERO CADA VEZ QUE LA HE ESCUCHADO ESA FRASE SIEMPRE ME QUEDÓ HACIENDO ECO...

A VECES LO NO PLANEADO PUEDE SER UN PROBLEMA, ES VERDAD..PERO NO ES GRATIFICANTE ACASO CUANDO NOS TOMA POR SORPRESA Y LEJOS DE SER UN PROBLEMA NO ES MÁS QUE AQUELLO QUE QUERÍAMOS OÍR???

SALUDOS JIRAFIANOS,
UNA HUMILDE ADMIRADORA

FC

Pau dijo...

Ah, que buenos esos momentos cuando nos damos cuenta....

Me encanta cuando algo rompe los planes.

Donato dijo...

me gustó el diálogo
muy real

EmmaPeel dijo...

un amigo diría: estemes en breblemes

Julieta dijo...

que quilombo! que vengan nomás!
Saludos!