domingo, 13 de abril de 2008

Odio visceral (o un domingo de incubadora)

Hay algo que odio profundamente de mí, y es esta fucking capacidad de ser autoconsciente hasta de la última partícula de tierra que hay sobre mi cuerpo. Pero esa es la síntesis de todo un proceso, que comienza en el preciso momento en que me siento delante de alguien y ya sé qué es lo que me va a decir con un "hola", qué es lo que me va a transmitir con un beso en la boca, qué es lo que va a suceder después de que nos matemos en la cama, o saber que, mietras me acaricia en silencio, comprenda que la lágrima que se me escapa no es suya. Odio tener esta percepción de los otros cuando se enfrentan a mí y es a mí al que le quieren hacer saber algo, que no dicen, que callan porque prefieren omitir, porque prefieren compadecer, o porque simplemente no se animan a volar. Y la odio con total honestidad porque nunca hago nada de entrada con todo esto, o sea, valga la redundancia, nunca doy el lugar para que todo sea un poco más honesto. Nunca digo "pará, vos no me querés decir hola", o "aflojá con tu idea de no ser mujer histérica, porque hasta mi perro me besa con más entusiasmo y porque prefiero sus besos en vez de esto que me estás dando", o "bajá un cambio, me chupa un huevo y después el otro que me uses, porque, después de todo, sólo garchamos", o "sólo puedo decirte que si te quedás conmigo un tiempo más, en el que yo solucione todos mis infiernos, o, bueno, al menos esos que no me permiten estar al mango con vos, si aguantás sólo un tiempo, te agarro de la mano y, juntos, nos tiramos al vacío, y mientras caemos, nos vamos riendo, y no te aseguro que, mientras caemos, aprendamos a volar, pero al menos sí te firmo donde quieras que no haber sentido el suelo bajo nuestros pies, por el tiempo que sea, bien vale el golpe del final". Odio todo esto, ya no lo soporto más. Y para colmo, mientras escribo todo esto, suena The best of de Joni Mitchell, que tampoco soporto más pero que no sé por qué no lo puedo dejar de escuchar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

lo único que puedo decirte es que, conciente o no, hablar nunca está de más.

saludos jirafas

OP

Pau dijo...

Creo que entiendo a lo que te referís en cuanto a ser tan conciente de uno mismo. Yo me conozco tanto que sé incluso lo que genero en los demás, y las respuestas que voy a generar.
Eso no significa que, de vez en cuando, alguien me sorprenda y me saque del lugar que creo estar...

EmmaPeel dijo...

Este fue un mazazo, jirafas

salutti