domingo, 10 de febrero de 2008

Cusco (last day)

Llega un punto donde lo que se percibe es el estancamiento, la sensación de una pesadez que agota. Pasan los días y uno se acostumbra al mundo que lo rodea, y es el hecho de experimentar eso lo que genera, una vez más, el deseo de partir. Próximo destino, Lima; después, quién sabe.

3 comentarios:

LMJ dijo...

Querido!!! Ta muy bien, se está convirtiendo en todo un detective salvaje. Esperemos estar informados acerca de las percepciones de la capital de Perú. Si alguien en la ciudad te pregunta que tal estuvo tu viaje hasta ahora, plis contestale "Dejame que te cuente, limeño...", jajajja.
Besos mil,
Celi.

girlontape dijo...

qué tal el pisco sour? la ruta es la libertad

how does it feel
to be without a home
like a rolling stone?

bob dylan

Rafaela Trevi dijo...

Me dieron ganas de cancha, cerveza y anticuchos.
Y después, noche limeña, ssssssssssssssssssssssssssssssssss.