martes, 19 de febrero de 2008

Becoming Charles

Nunca me gustó Bukowski. Igual temo parecerme cada vez más a él. ¿Por qué? La respuesta es simple. Odio mi trabajo. Cumplo un horario de mierda por una vieja (tambien de mierda) que se accidentó a propósito al subirse a una biblioteca para apagar un aire acondicionado. Ya puedo imaginarla: "crié dos hijos sola, puedo subirme a apagar un aire". Divorciada. Y resentida. Y vieja anoréxica con osteoporosis que solo come verduritas con aceite de oliva y chupa vino barato. Además la comparan físicamente con "Bodies the exhibition". O sea (diría una amiga que también la odia), si sos vieja, con osteoporosis, solo comés verduritas, chupás Vasco Viejo o Cavas San Julian y te comparan fisicamente con "Bodies", te subirías a una biblioteca de 10 cm de espesor para apagar un aire sabiendo que podés quebrarte un pie? Yo no.

Pero cuestión que aqui estoy, creo que con un principio de úlcera y con la mano de Napoleón, que es lo único que me queda de tanta lucha. Para peor tengo una jefa multimillonaria y como buena multimillonaria ultracatólica es una miserable, que me hace sentir dentro de un cuento de Charles Dickens. Y lloro, porque cobro como el culo. Y me siento mal como persona, también porque cobro como el culo. Voy a entrevistas y siempre resulto "demasiado buena para el puesto". Y resulta que me resigné a otros placeres, como el de estar con alguien por el mismo motivo. Mis amigos decían (aclaro, no solo lo decían las mujeres, los hombres también) "Sos demasiado mujer para fulanito o menganito". Primero no lo creía o me rebelaba al decir "por qué se me tiene que negar el amor?" con lágrimas pelotudas digna de la pelotuda que alguna vez fui. Pero ahora comienzo a creerlo. Y digo, resulta que por ser buena tengo que conformarme con los buitres de la desesperación? Resulta que a todo aquel que no quiere ser un mediocre le corresponde el castigo? O cuando uno quiere una vida burguesamente mediocre, no es posible hacerla?

Al menos un amigo me dice (y me dice la verdad) que con todo lo malo que paso, mi literatura es cada vez mejor. Pero tengo miedo de pasarme para el otro lado y convertirme en Bukowski.

4 comentarios:

girlontape dijo...

Orgullo y fuerza, reina. Escuchar tu intuición... aguantar la sequía de amor y plata con mente de Kill Bill y corazón de puma. Ese último, no lo entregues a cualquiera. Mientras: Bukowski es un groso. Recomiendo su libro "Mujeres".

Anónimo dijo...

cel, pensalo bien, si realmente te convertis en bukowski, te llenas de guita (otra que la metamorfosis)...

besos

f.

LMJ dijo...

Girlontape: que bueno que has vuelto. No pensaba publicar este texto, pero mi amiga del trabajo me convenció. Anyway, lo que menos quiero ahora es entregar el corazón. Eso sigue valiendo algo, jaja. De todas maneras, entre tanto azabache, ayer tuve una subida de ánimo que me ayuda de nuevo a vestirme de PUMA. Grazzie!
Fede: nah, jamás!! Además no solo sería llenarme de guita, sino que te alcance la vida pa disfrutar tu esfuerzo. Bukoswki se lo gastaba todo en chupi, no da!

Anónimo dijo...

yo hablaba literalmente, o sea, imaginate el cambio de celina a charles...
irias a lo de susana, que susana, a lo de ophra (o como se escriba) la susana negra de alla, comerias con mirtha, y todos los newyorkers boys querrian aludarte....

beso

f.