viernes, 14 de diciembre de 2007

Sobre la armonia de los sentidos

Toda felicidad humana es felicidad biologica.

Esto es estrictamente cientifico. A riesgo de ser mal interpretad, lo dire con mayor claridad: toda felicidad humana es sensoria. Admitamoslo de una vez, diciendo que el espitiru es una condicion del perfecto funcionamiento de las glandulas endocrinas. La felicidad, para mi, es en gran parte cuestion de digestion.

¿Ama alguien espititualmente a una mujer sin amarla fisicamente? Al fin toda mujer se siente mas feliz cuando esta bien vestida. Hay cierta cualidad de elevacion del alma en el lapiz labial, y una calma y buena disposicion espirituales en el conocimiento de estar bien vestida, y de las cuales no tiene asomo de idea un espiritualista.

Por estar hechos de carne mortal, la division que separa a nuestra carne de nuestro espitiru es sumamanete delgada, y el mundo del espiritu, con sus mas finas emociones y su mayor apreciacion de la belleza espiritual, no puede ser alcanzado sino con nuestros sentidos. No hay moralidad o inmoralidad en los sentidos del tacto, el oido y la vista. Es muy probable que nuestra perdida de capacidad para el goce de las alegrias de la vida se deba sobre todo a la disminucion de sensibilidad de nuestros sentidos.

Tengo la sospecha de que la razon por la cual cerramos voluntariamente los ojos a este mundo glorioso, vibrante con su propia sensualidad, es la de que los espiritualistas nos han llevado a temer los sentidos. Un tipo mas noble de filosofia deberia restablecer nuestra confianza en este hermoso organo receptor que tenemos y que llamamos cuerpo.

2 comentarios:

lulu dijo...

los cuadernos gran jefe, entre ese mix deleuzeano y chino, son verdadera instrucción y sabiduría!!!
a los cuadernos gran jefe, decimos, todos,


salud!!!

abrazos

LMJ dijo...

You are so right! Dejaré el porro en circunstancias como las mías, ajaja.
Beso.