jueves, 4 de diciembre de 2008

Boludeo de madrugada.

Se me ocurrió buscar en el google la palabra felicidad. Llegué a una página que tenía frases célebres sobre esa sensación. La calidad de la página era dudosa, es más, abajo de esas frases de un tema tan complejo como la felicidad, aparecía una publicidad de "Casting", la tintura para el pelo de Loreal. Aunque después de pensarlo, ¿las mujeres no se tiñen cuando se sienten desequilibradas e infelices? (excluyendo el tema de las canas, claro). Un premio consuelo para cambiar lo que no se puede es cambiar el color de pelo. En fin, ante la posibilidad de ser tildada como una completa pelotuda, me decido a postear estas frases, y tal vez llegar a una conclusión de qué es lo que me falta.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Benjamin Franklin (1706-1790) Estadista y científico estadounidense

Como se nota que Franklin era estadista. Y si, son rescatables los momentos de felicidad en la tristeza, aunque llores y sonrías a la vez como un bipolar. Es una cosa que nunca me imaginé medir. Bien, Benjie.


La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.

Thomas Chalmers (1780-1847) Ministro presbiteriano, teólogo, escritor y reform

Algo que hacer? Tengo, pero estoy boludeando. Alguien a quien amar: amigos, familia. Alguna cosa que esperar: bueno, espero demasiado, algo que sea mío y que todavía me falta alcanzar.


Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.

Jean Paul Sartre (1905-1980) Filósofo y escritor francés.

Escribo y amo hacerlo. Vamos todavía.

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.

Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno.

Coincido plenamente, Pablito, he estado en ambos lados.

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

Henry Van Dyke (1852-1933) Escritor estadounidense.

Tamos en camino, pero remando y remando me van a salir unos músculos como los de la mina de la propaganda de Magistral.

El verdadero secreto de la felicidad consiste en exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros.

Albert Guinon (1863-1923) Dramaturgo francés.

Me falta exigir muy poco de los otros, cosa que no puedo evitar.

Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame.

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

¿Entonces por qué los hombres no fueron felices conmigo? Coño!!


Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

Leon Tolstoi (1828-1910) Escritor ruso.

En otra noche de boludeo, me hice un test en facebook: ¿Qué pecado capital sos? Salió "la codicia".


La felicidad es la certeza de no sentirse perdido.

Jorge Bucay (1949-?) Escritor y psicoterapeuta argentino.

Bucay no merece contestación alguna.


La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.

Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés.

Diste en la tecla, Victor Hugo.

Bueno, acá les dejé material para hacer un hermoso pps para mandar por cadenas de mail a todos sus enemigos o a la tía pesada que aparece por casa en las navidades.
Besos, me voy a la camita.

2 comentarios:

Siesta escandalosa dijo...

Prefiero la alegría a la felicidad.

LMJ dijo...

Y si, es menos abarcativa, más fácil de conseguir y no ejerce tanta presión.
Uno nunca se pregunta: soy alegre?
Besos!